Trabem Blog

Artículos sobre cómo aumentar la productividad de las clínicas de salud y últimas noticias del sector. 

Cómo observar las desviaciones para mejorar el desempeño económico de su clínica

Para lograr sus objetivos de producción y monitorear su negocio, evitando desviaciones en su clínica, utilice una herramienta fundamental: el análisis de desviaciones Trabem.

¿Qué quiere mejorar el gerente de clínica más que cualquier otra cosa?

Si tu, te adelantas a esta fase de estudio, podrás perfeccionarte en el futuro. Un 42% de los directores apuntan  al “Análisis y Control de Gestión”. Esta es un  área macro en la empresa y  rara vez contiene los recursos o las habilidades para mejorar su propio desempeño.

¿ Y qué es lo que el gerente necesita más que cualquier otra cosa?

El gerente tiene la obligación de determinar la salud del negocio a través de algunas métricas. Entre los indicadores top de una clínica, uno de los más importantes son los gastos generales, definidos como un «asesino silencioso» para cualquier clínica sí no se controlan paso a paso.

Es importante mantener un análisis constante de la clínica y detallado de estas métricas: aquí nos centraremos en los “Gaps”.

¿Qué son las compensaciones?

Para evaluar la eficiencia de cada fase de producción de su estudio y, por tanto, el estado de salud de su negocio, puede contar con el análisis de la brecha, que es de hecho, la diferencia entre valores interdependientes (por ejemplo, entre facturación y producción). Una brecha que debe observarse con especial atención. Personalmente para mi, bajo mi experiencia, de las más importantes.

En el control de la producción, el análisis de desviaciones en la clínica identifica los pasos críticos en el proceso de producción, verifica si han cumplido los objetivos establecidos y ayuda a realinear el plan de acción.

No solo eso, porque el análisis también permite examinar nuevas variables que intervienen en la productividad de su negocio, lo que quizás obligue a volver a discutir los objetivos establecidos originalmente, y a determinar quién y por qué está causando las irregularidades en su sistema.

La optimización pasa por cuatro etapas, que son:

  • La planificación, o la estrategia a largo plazo, junto con las medidas y herramientas para implementar esta estrategia.
  • El programa o plan de acción, que sirve para implementar materialmente qué, cómo y cuándo se ejecutarán las acciones planificadas.
  • La ejecución de ese programa.
  • El control y seguimiento, que verifica el desarrollo de las etapas de producción configuradas en la clínica, mediante informes e indicadores específicos, detectando las desviaciones de las previsiones.

A veces no es suficiente y debemos hacer una análisis más completo.

  • Hay razones económicas, dado que los recursos pueden disminuir o cambiar: en ese caso, hay que optimizarlos a toda costa.
  • Entran en juego las dinámicas profesionales: quienes dirigen un negocio médico deben encontrar soluciones ideales a problemas técnicos y científicos, pero no solos. También tendrás que lidiar con los económicos y administrativos.
  • Finalmente, hay razones técnicas: el objetivo final es utilizar los recursos disponibles con el menor esfuerzo y la mayor rentabilidad posible.

Gracias al análisis de las desviaciones de las fases de producción, el estudio finalmente puede medir el delta, la diferencia entre una fase de producción y la siguiente, partiendo del presupuesto y vinculando al pago de la factura del saldo. Un análisis detallado es lo que marca la diferencia a largo plazo.

¿Cuál es el propósito de este análisis?

El objetivo final del análisis de desviación es garantizar que la empresa está explotando todos los recursos disponibles de la manera más eficiente posible. También es fundamental contar con métricas que se pueden medir en tiempo real para hacer correcciones rápidamente y antes de que sea demasiado tarde.

Con el análisis de varianza, por ejemplo, podemos asegurarnos de que el volumen productivo no disminuido como consecuencia directa de una disminución en la facturación, lo que nos permite, a cambio, encontrar el proceso de producción que realmente está causando el problema.

Un  ejemplo concreto: tienes una gran brecha entre el total de primeras visitas vistas y el total de de primeras visitas aceptadas, es posible que necesites comunicar el valor del plan de tratamiento de manera más eficaz al paciente.

En este caso, hay seis métricas que representan todo el proceso de producción, entrelazadas con seis dimensiones, en comparación para ver si el estudio está cumpliendo con sus objetivos de producción:

  • Estimadas.
  • Estimaciones después de asistencia.
  • Estimaciones aceptadas después del atención
  • Servicios desempeñados.
  • Ventas.
  • Facturado después del plan de acción.
  • Pv Sin resultados

¿Qué puede hacer para mejorar cada etapa de producción? Incluso cuando un estudio es perfecto, es difícil saber con la certeza de  un análisis y significado de las indicaciones que monitorean la salud de la clínica. Estos, de hecho, contarán una historia y revelarán en qué áreas de su negocio tener el mayor margen de mejora (alto desperdicio = alto potencial de mejora).

En este sentido, TRABEM HEALTH le ofrece una herramienta actualizada, automatizada y realizada para identificar seis métodos sencillos para comprobar que su consulta no está gastando dinero. y poder así evitar desviaciones del objetivo principal que afecten a la clínica.

Resultado de trabajo experimentado de otras grandes empresas del sector y sus profesionales.

Últimos Artículos

Pide ahora una demostración GRATUITA de nuestro software

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad